Protección Felina Protección Felina, porque ellos te necesitan
proteccionfelina@gmail.com


Sandra 686.63.82.14

Contactar
¡Colabora!

debido a las elevadas comisiones, por favor, dona a través de paypal sólo si no tienes otro medio de hacerlo

¿cómo cortar las uñas a un gato?

12-02-12

Amenudo los gatos no son muy amantes de que les cortes las uñas, con lo que la tarea resulta complicada. Te contamos algunos trucos para cortar las uñas del gato: hasta dónde tienes que cortar, cómo sacar la uña para cortarla, cómo calmar al gato, qué tijera utilizar, etc.

A los gatos les crecen las uñas constantemente, además de las capas externas que ellos mismos se quitan con el rascador o con lo que encuentren.

Existe una operación para quitarle las uñas (oniquitectomia o desungulación). Afortunadamente, en sitios como en la Comunidad Valenciana y Cataluña está prohibida. Las uñas son una parte muy importante del gato y no debemos quitárselas.

Es suficiente con cortarle las uñas una vez por semana aproximadamente, o cuando tú veas que ya las tiene bastante largas.

Pero hay muchos gatos a los que no les gusta nada que le corten las uñas, y se ponen muy nerviosos e incluso arañan, muerden…

¿Qué hacer para cortar las uñas del gato?

Prepara todo lo que necesitas antes de coger al gato. Con una tijera especial para cortar las uñas de los gatos será suficiente, y es mucho mejor que un cortaúñas convencional.

Cogerlo en un momento en que está tranquilo. A nosotros nos funciona cuando Kato y Saya están medio adormilados. Da un poco de penita despertarlos para esto, pero así parece que sufren menos.

Acariciar al gato y calmarlo. Crearás así un momento de confianza y de tranquilidad.

Sostenerlo preferiblemente de espaldas entre 1 ó 2 personas. Es mejor que el gato no esté de frente de la persona que le cortará las uñas, para que no le lanza zarpazos o mordiscos. Si tienes la posibilidad de que alguien te ayude, será más sencillo: mientras uno lo agarra y lo va acariciando, el otro le corta las uñas.

Envolverlo con una mantita o una toalla. Si ves que es imposible inmovilizarlo, rodéale el cuerpo con una manta o una toalla, dejando salir solamente la patita. Ten cuidado con apretar mucho cuando lo envuelves, solamente hay que dejar que tenga poca movilidad.

Apretar suavemente sobre la parte en la que empieza la garra para que salga la uña. No es necesario apretar fuerte el dedo del gato, con pulsar suavemente con el pulgar será suficiente: la uña sale sola sin mucho esfuerzo, y molestarás menos a tu gato.

Cortar solamente la punta de la uña. No hay que cortar mucho, la parte que sobra de la uña es el extremo, donde es de un color menos rosado. Si cortas la parte rosada le puedes hacer daño al gato.

Tener paciencia. Si no hay manera de poder cortarle todas las uñas de golpe, ve haciendo pausas entre medio. Y si hay que cortarlas otro día, mañana vuelves a probar con las que te faltaron por cortar.


 

No hay un truco exacto y preciso que funcione con todos los gatos, así que prueba con alguno de los que te contamos y comprueba si es efectivo con tu gato. Si no es así, combina varios o ve alternando los métodos.

Esperemos que os sirva de ayuda y que el momento de cortar las uñas al gato no sea una tortura ni para ni ti para ell@s.


Ver animales en adopción  

Protección Felina Protección Felina - Tel. proteccionfelina@gmail.com


Sandra 686.63.82.14

- Contactar Bambú cms